PERCEPCIÓN

EFECTO FATIGA

 


Si fijamos la vista mucho tiempo en una misma imagen, el cansancio de la retina produce distintos efectos. Es lo que llamamos efecto fatiga. Comencemos con dos ejemplos en blanco y negro.

 

Si fijamos la vista al menos durante medio minuto, llegará un momento en que la línea blanca inferior desaparecerá por momentos.   En este caso si centramos la vista en el punto central, la sombra que le rodea irá haciéndose más y más blanca.

 

Dos ejemplos de lo que llamamos "postimagenes". Si fijamos la vista en estas imágenes (en realidad un negativo de otra imagen) durante un cierto tiempo y después miramos a una superficie blanca conseguiremos ver la imagen en positivo. En este caso, el proceso de "revelado" nos muestra, a la izquierda, la imagen de una conocida monarca y, a la derecha, la del aviador Charles Lindberg.

Ilusión de la cuadrícula de Hermann: en el ejemplo de los cuadros negros, uno cree ver puntos intermitentes en las intersecciones, mientras que en el otro ejemplo es al contrario y son puntos blancos los que aparecen.

 

Dos aplicaciones del efecto fatiga. La primera es tan sencilla como potente aunque quizás en la primera fase de concentrar la vista en un punto de la figura se prolonga demasiad y se vea "revolotear" el murciélago antes de tiempo. La segunda es una demo en la que, al centrar la vista, durante unos segundos en el punto intermitente del centro, los puntos amarillos parecen desaparecer. 
 

 

Arriba

 

Índice Siguiente>